ÑBAcom

ÑBAcom
Web de los jugadores Españoles en la NBA y de la Selección Española de Baloncesto

domingo, 20 de septiembre de 2015

España Campeona de Europa de nuevo


España no dio ninguna opción a Lituania y reconquistó el cetro europeo con un partido completísimo, digno de un gran campeón. La defensa, su talón de Aquiles en la primera fase, fue el pasaporte a la gloria en una final que dominaron de principio a fin con un Pau Gasol, elegido MVP del Europeo, otra vez colosal. Rudy, Llull y Claver -gran final de torneo el suyo- fueron los mejores secundarios de una selección que por momentos rozó la excelencia y se confirma como la primera potencia europea de los últimos 16 años. Nadie ganaba tres Europeos desde que la antigua Yugoslavia lo lograse en el 73, 83 y 91. Palabras mayores para una selección de ensueño que ha marcado una época.


El inicio de España fue arrollador. Un tapón de Pau a Maciulis en la primera jugada del partido fue premonitorio de lo que iba a suceder en los siguientes minutos. Los de Scariolo, con una intensidad defensiva extraordinaria -Rudy, Ribas y Llull mordieron atrás- , cerraron las puertas de su canasta, rebotearon y pudieron jugar rápido, una bendición para un equipo que.

Llull, Rudy y más tarde Pau castigaron en ataque a una Lituania atrapada en la telaraña defensiva española y anestesiada en defensa, mareada por la excelente circulación de balón de su rival, perfecto en sos primeros minutos (19-6, min 8), con Pau bailando a Valanciunas. La entrada de la segunda unidad, con Reyes y Claver a la cabeza, no alteró el escenario. El valenciano, intenso y dominante en el rebote, como Reyes, apretaron aún más la soga de Lituania, que cerró el primer cuarto (19-8, min 10) con más pérdidas de balón (7), que canastas (4).

En el segundo acto continuó el recital español, con Rudy desmelenado por fin en ataque -con permiso de su maltrecha espalda- y sin dejar un resquicio en su zona. Mediado el segundo cuarto, Lituania sólo había anotado cinco canastas en juego (27-14) y un nuevo apretón de Mirotic y Pau resquebrajo la irrisoria defensa zonal de su rival y dio a España su máxima renta (34-18, min 16). Los bálticos sobrevivieron a duras penas gracias al rebote ofensivo, la única laguna de los españoles, y resucitaron con un triple de Kalnietis, dos de Seibutis y otro de Maciulis (41-33, min 20).

La tercera personal de Valanciunas a los dos minutos de la reanudación congeló la reacción lituana, que quedó definitivamente petrificada con las embestidas de Llull, Pau y Rudy y un triple de Ribas (52-35, min 25). España estaba lanzada y sólo un brutal choque de Rudy con Jankunas, que obligó al mallorquín a abandonar la cancha otra vez mortificado por su espalda, alteró los biorrtimos del equipo español. Daba igual. La sociedad entre Pau y Chacho alimentó aún más la ventaja y un triple de Claver, el jugador que mejor encarna el crecimiento de la selección a lo largo del torneo dio la puntilla a Lituania (60-42).

En el último cuarto Valanciunas se desperezó algo para dar oxígeno a los bálticos, que acortaron algo la distancia (66-54, min 36). El susto no pasó de ahí porque Valanciunas cometió dos faltas en un minuto y fue eliminado, y porque Pau decidió que había que dar carpetazo al partido. Puso un gorro estratosférico a Kuzminskas quedándose con el balón en las manos y en la siguiente jugada anotó un triple (75-59 min 39). Tenía que ser el MVP del torneo quien pusiese el broche de oro a otro título de España, que vuelve a reinar Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada